Colau desafía al supremo con una fotito del Rey en una esquina

Ada Colau imagen del Rey Barcelona

Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona, desafía al Tribunal Supremo después de la sentencia en relación a la ausencia de la imagen del Jefe del Estado en el salón del Pleno.

La regidora había retirado el busto de Juan Carlos I en 2015 por, según ella, la “sobredimensión simbólica de la monarquía” y que era el rey emérito, aunque nunca lo sustituyó por una imagen de Felipe VI.

Para ello, aprobaron en el Pleno una norma para eludir la obligación de mantener esa presencia institucional “en lugar preferente del salón de sesiones”, tal y como marca la normativa básica (y de rango superior) aplicable.

Después de un largo periplo judicial, el Alto Tribunal ha sentenciado que la figura de S.M. el Rey debe presidir el salón del Pleno de la Ciudad Condal (y el del resto de entidades locales), tal y como afirma el artículo 85.2 del Reglamento de Organización y Funcionamiento (ROF) de las Entidades Locales, de 1986, que ordena la colocación de la efigie de “S.M. el Rey” en un “lugar preferente del salón de sesiones”.

A pesar de ello, la alcaldesa se ha presentado en la sesión plenaria de hoy con una mascarilla republicana y ha cumplido parcialmente dicha obligación, relegando un minúsculo cuadro del Rey a una esquina de la estancia, como ha asegurado, “por imperativo legal”.