El peligroso trabajo de cortar palmeras

cortando palmeras

Existen algunos trabajos que, por sus características, suelen conllevar ciertos peligros.

Uno de ellos, como puede verse, es el de podar (o más bien cortar) palmeras, una labor que obliga al trabajador a encaramarse a la copa de árboles que pueden alcanzar varios metros.

Es allí donde este profesional debe realizar su trabajo en unas condiciones no aptas para aquellos que tengan vértigo o no sean capaces de controlar el pánico.

Y ello es porque, durante el proceso de corte de la parte superior, la palmera se inclina hacia un lado. Entonces, cuando la copa se desprende definitivamente, provoca un efecto catapulta que, de no ser por el empecinamiento de aferrarse del protagonista de este vídeo, podría haber salido disparado unos cuantos metros.