Le invitan a irse pero tienen que echarlo “amablemente”

Un policía echa a un hombre de un local

Hay personas que no saben comportarse y, entonces, los encargados de poner orden tienen que actuar.

Este debe ser uno de estos casos en el que, al parecer, uno de los individuos no debe estar teniendo una buena actitud, acorde a las exigencias del local.

Por ello, un amable oficial de policía se ha acercado a pedirle amablemente que salga de las instalaciones.

Sin embargo, y ante la aparente negativa de este, ha decidido acompañarle hasta la puerta con una técnica que ha permitido que la situación no se complicase. Buen trabajo agente.